¿QUE ES EL ACERO QUIRÚRGICO?

El acero quirúrgico es una variación del acero que comúnmente se compone de una aleación de cromo (12–20%), molibdeno (0,2–3%) y, en ocasiones, níquel (8–12%). El cromo le da a este metal su resistencia al desgaste y corrosión. El níquel le da un acabado suave y pulido; y molibdeno le da mayor dureza y ayuda a mantener la agudeza del filo.

Este tipo de acero es utilizado para los diversos instrumentos que se emplean en las operaciones quirúrgicas (tales como bisturí, pinzas, tijeras etc.), denominados instrumental quirúrgico. En joyería se utiliza para evitar reacciones alérgicas en las personas y por sus buenas propiedades físicas que no se alteran al contacto con líquidos.

La calidad del acero pude ser 202, 304 o 316L. Hay que tener en cuenta que estas tres calidades están presentes en el mercado y por eso la diferencia de precios que hay, además de la terminación en el pulido que incrementa al doble el costo de fabricación.

Nuestros productos son de la calidad más alta posible: Acero 316L, el cual es un metal hipoalergénico, inoxidable e inalterable.

PROPIEDADES

  • No se opaca ni ennegrece.
  • No causan alergias, es decir son hipoalergénicas.
  • Tiene un mantenimiento muy simple.
  • No se deforman, no se rayan, ni se abollan.
  • Las piezas se pueden grabar.
  • Se puede combinar con otros materiales usados en joyería como circonias, cueros, piedras naturales, cristales, etc
  • Puede fabricarse gran variedad de joyas: anillos, caravanas, dijes, pulseras y cadenas; tanto para hombres como para mujeres.
  • Puede cambiarse el color superficial, color acero, color oro, color cobre.
  • Logramos distintos acabados en su superficie, pulidos brillantes, satinados, rayados.